Y Sanseacabó!

martes, 27 de mayo de 2008

Como Editor en jefe de este blog, quiero agradecer las recientes colaboraciones de los no menos recientes autores invitados. Todos han comprendido el espíritu del lugar y al mismo tiempo han conservado su propio estilo, lo cual enriquece el resultado final. Le han dado nueva vida a este rincón de la blogosfera que estaba agonizante. Gracias, de veras.
Hoy les presento una colaboración de alguien que ni siquiera figura entre los autores registrados, que me ha llegado vía e-mail. Se trata de la misteriosa M, que prefiere mantener su identidad en reserva, y vamos a respetar su deseo.
Esto es lo que M vino a decir:



Soy una antigua consumidora de películas, mi gusto por el cine viene de larga data.
Aún recuerdo tardes de domingos enteras, mirando esos spaghetti westerns del año de ñaupa o alguna que otra de la época de oro de las comedias musicales. Sí yo vi La Novicia Rebelde, montones de veces la vi y lo digo sin ruborizarme!
Todavía me ácuerdo de las despanzurradas de risa que tuve con mis hermanos, sentados en la alfombra del living mientras mirábamos a Terence Hill y Bud Spencer (si a estos también los vi).
O la cara de mi vieja mientras miraba a Romi Schneider en Sissí Emperatriz.
He visto alguna que otra película a lo largo de mis casi 40 pirulos.
He visto películas: buenas y malas, en blanco y negro y color, en video y dvd, mudas y con sonido, de Holliwood y europeas, largometrajes y cortometrajes. Podría seguir enumerando lo que he visto, pero ya se darán una idea que no fueron unas pocas.
Bueno está bien!!! Hasta el Acorazado Potemkin me vi!
Pero nada de lo que vi me preparó para esta moda de películas sin finales, con finales abiertos y demás caprichos de creatividad de guionistas y directores.
Antes uno sabía que no importaba la forma: podía ser feliz, podía ser triste, podía ser dramático o de cualquier manera; pero antes del THE END la cosa quedaba resuelta.
Ahora una se come tres horas de película solo para empezar el arduo trabajo de darle forma al final.
Una termina pensando si los protagonistas serán felices y comerán perdices, si se van a una comunidad nudista con Eniko y Hanglin o si se atan una piedra al cuello y se arrojan al mar al grito de: adiós mundo cruel.
Si no quieren terminar las películas, para que corno se embarcan? eh
Da como la sensación que los tipos terminan así como de favor.
No señores! Laburen. Uds cobran fortunas para hacer una película, así que me la hacen del principio al fin!
No quiero quedar tres días imaginando un final, no quiero más charlas con amigos debatiendo si la mirada final del protagonista quiso decir esto o aquello.
A mi me dan el paquetito cerrado!!!
Como quieran, pero las terminan: con beso y múscia romántica, con puñalada trapera al protagonista, con cataclismo nuclear que no deje nada en pie... Como quieran!
Pero quiero películas con finales!!!
He dicho.

M.

Lo detestó Bugman a las 21:16  

13 detestaron:

cuánto perdiste? 3 horas de tu vida? probá leyendo un libro días y que no tenga final... la p#@$ que lo parió!!!!

besos!
aby.

aby dijo...
10:00 a. m.  

Y yo que en tres discursos perdi una presidencia (Creo que me llevo el record)

11:13 a. m.  

Aby, Te aseguro que no fueron tres horas! Fueron dos de una de acción, tres de una de suspenso, tres de una comedia romántica y asi se van sumando horas y horas de incertidumbre!!
Pero es cierto, habría que hacer un "DETESTO LOS LIBROS SIN FINAL".

Sra K con todo el respeto que la investidura amerita: Ud no perdió nada. Convengamos que una pierde sólo aquello que alguna vez tuvo.
Ponga a dieta a ese mamotreto que tiene por hijo y por las barbas del choclo: opere a su consorte que no aguanto más eso de no saber adónde mirarlo cuando habla!
Saludos detestables.
M

M dijo...
11:23 a. m.  

Ciertamente, eso de las pelis sin final, estaba reservado únicamente a una elite más que interesante de autores.
Aún recuerdo la fascinación que me provocó ver el final de Farenheit 451 a mis 9 años, mirando "Sábados de Superacción", cuando canal 11 era algo respetable.
En la escuela me estaban enseñando la importancia de la lechuza y no me acuerdo que otra paparruchada, y de pronto ver eso me abrió la cabeza cual progresión geométrica.
La idea de que el conocimiento esté prohibido, y que cada miembro de la resistencia sea un libro viviente, me provocó una sensación de absoluto y fascinante éxtasis, que sólo puedo compararlo a la primera vez que vi una teta.

Chaplin también incursionó, pero sólo a medias en las cuestiones de finales abiertos, alejándose de espaldas a la cámara, casi siempre con las manos vacías, pero con tal actitud positiva, que era seguro que encontraría más aventuras en su camino.

También en Blade Runner, película que pareciera tener un final cuando el replicante interpretado por Rutger Hauer es eliminado, pareciera que todo terminaba, y hasta daban ganas de pedir que aparezcan los títulos y créditos de una vez (una de las pocas pelis no sensibleras que me hicieron soltar una lágrima al final, pero UNA LÁGRIMA), y apenas recuperado de la muerte del replicante, tragando el moco, apenas se puede intuir que Deckard es felicitado por su misión y relevado de obligaciones y se va de viaje con la secretaria replicante, con la música de Vángelis de fondo, usurpada por TyC (canal de fútbol), y ahora cada vez que termina la peli, a modo de reflejo condicionado pregunto: joder, ¿quién juega?.
Carajo, obra maestra, dos finales.
Un final moral y un final real.
Genialidad que sólo Ridley Scott puede hacer. Después la cagó con Thelma y Louise, pero esa es otra historia.




M: estoy de acuerdo contigo en un todo.

Se ha hecho uso y abuso del final abierto. Sobre todo, en los últimos quince años a esta parte.
Y muchas de esas películas son insultantes con finales abiertos, salvo honrosas excepciones.


Saludos.

capitanfla dijo...
1:49 p. m.  

los finales abiertos me joden. y si son malos peor, como "soy leyenda" .
la pelicual que si tiene un buen final es la de dady brieva , "casi un hombre"

ganesha dijo...
6:01 p. m.  

Películas sin final buenas hay pocas,
sin contar, claro, todas las que están para secuela.


Pero aún así, hay algunas películas buenísimas nuevas con final abierto (Sin lugar para los débiles)

El Señor F. dijo...
7:39 p. m.  

pd: Cristina, no te hagas la importante, el Aaadolfo la perdió en dos, y Lonardi, en uno.

El Señor F. dijo...
7:44 p. m.  

Señor F, ciertamente mucha película sin final huele a secuela, qué linda parrafada podría hacerse con el tema de las secuelas y precuelas taaan en boga en los últimos años; pero ese es otrooo tema! Con respecto a sin lugar para los débiles ya escribí mi opinión en el blog Señor Criticón le invito si anda con tiempo chusmee los mensajes de esa peli en el blog del Pescau.

Ganesha: Lo mismo que Señor F, debiera yo remitirla al blog del Pescau,`porque entre las perlitas que me llegan por mail, hace un tiempo me mandaron el final alternativo de SOy Leyenda. Chusmee Ud y verá que el final que vimos en las salas era muuucho mejor.

http://www.escalofrio.com/n/Trailers/Soy_Leyenda_-_Final_Alternativo/Soy_Leyenda_-_Final_Alternativo.php

Capitán, lo dejé a Ud para lo último porque sin dudas estamos en un todo de acuerdo: los finales de Carlitos simulaban ser abiertos, hasta que el miraba sobre el hombro, sonreía y hacía ese archiconocido gesto de: Y BUEH!!!
No había dudas ahi! Cómo no saber que Chaplin se iba en busca de nuevas aventuras.

Saludos detestables

M dijo...
8:27 a. m.  

A mí me gusta que muchas películas tengan final abierto. No debería decirlo porque está mal y tal vez alguien se ofende. Pero en Argentina existen un montón de películas con finales abiertos, películas que por falta de presupuesto o problemas diversos, no se terminaron de filmar. Menos mal.

Mensajero dijo...
11:09 p. m.  

me gustan las peliculas q terminan y despues de los creditos siguen un poco mas.

ganesha dijo...
9:55 a. m.  

Seeeeee.

Wayne's World.

capitanfla dijo...
4:04 p. m.  

Es cierto son geniales las pelis con bonus track despues de los titulos! (Mi falta de acentos de hoy no es capricho, es mera responsabilidad de esta maquina).
Las que ya no me resultan simpaticas son esas que se hacen las modernas con bloopers de filmacion despues de los titulos: A ESAS, CASI CASI QUE LAS DETESTO!

Saludos detestables

M dijo...
1:39 p. m.  

Mmm... no se... personalmente creo que algo que es más frustrante que una película no tenga final, es que para arreglarlo saquen dos pelis más arruinando la historia.
Feo feo.

Pola dijo...
7:08 p. m.  

Publicar un comentario