Guiones de cine.

sábado, 3 de mayo de 2008

Para los que no lo saben, estudié una carrera híbrida en su totalidad, que nadie sabe de qué se trata ni para qué sirve.
Se llama Diseño de Imagen y Sonido.

En la carrera se ve un 95% de cine, se lo analiza, se lo desmenuza, se lo destruye y se lo vuelve a reconstruir.

Se podría decir que la carrera sería algo así como habilitante para "Dirección integral de cine", pero tampoco puede reconocerse tal cosa, ya que sería deplorable el resultado por la falta de equipamiento técnico frente a otras universidades dedicadas a lo mismo.

El problema, es que se encuentra dentro de la sede de la FACULTAD DE ARQUITECTURA, DISEÑO Y URBANISMO.
Más allá del condicionamiento del lugar físico del edificio o sede, se encuentran otros problemas como el que mencioné antes.

¿Qué carajos hace un Diseñador de Imagen y Sonido?

¿Para qué es habilitante el título?

Un diseñador gráfico se pondrá o montará un estudio de ídem.

Un diseñador industrial, se pondrá o montará un estudio de ídem.

Un diseñador de imagen y sonido se.... jajajajajajajaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!


Ni la sociedad ni el mercado laboral están preparados para acoger en su seno alguien que detente tal título.

A lo sumo los egresados son hiperexplotados llevando a cabo tareas de edición o producción en grandes y medianas productoras, y cuando dejen por cansancio, inmediátamente serán reemplazados por otros, ansiosos de aprender.


¿PARA QUÉ CARAJOS SIRVE UNA CARRERA UNIVERSITARIA, PARA SER UN SIMPLE EMPLEADO?



¿Para qué me sirvió la carrera a mí?


Para ser un GRAN MAESTRO DEL DISCURSO.
Para difundir lo que pienso.
Para llevar el estandarte de opiniones de otros, que por comodidad o cobardía no se atreven a hacer oír su voz.
Por ende, no seré embaucado nunca más, mientras tenga lucidez.


Sabedlo, politiquillos hijos de su puta madre, no tendréis en mí una oveja ciega.


Ah... creo que me pasé de rosca...

¿A qué iba?
¿Dónde estoy?

Cierto, estoy en Detestables.


Detesto que en los guiones de cine se le de casi nula importancia al rol de los personajes secundarios.

En una de las pocas películas que recuerdo, dejaban en claro no se podía joder con personajes secundarios, dado el poder que sabían haber construido y acumulado desde las sombras, es en la película "The breakfast club", conocida en el mundo hispano como "El club de los cinco".


Eso sucede cuando Carl, el conserje (que es tenido por un grandísimo tonto) se sincera, y le confiesa al grupo que abre los armarios de todos los estudiantes, y no sólo eso, sino que sabe todo, de todos, con el consiguiente poder y jocosa responsabilidad que ello acarrea.


Por fin un personaje secundario que hace temblar los cimientos de los personajes principales.

Carl consiguió con eso más que el respeto de los presentes en la sala.


Detesto que en la generalidad de los guiones de cine no haya tantos "Carl, el conserje".


.

Lo detestó capitanfla a las 16:08  

6 detestaron:

Mi hijo mayor estudio la carrera de Artes electrónicas en la universidad de 3 de febrero. Si se hubiera recibido sería la segunda promocion, o sea, una carrera nuevita. Por lo que contas de la tuya, sirven para lo mismo, o sea, nada!! Media carrera dedicada a lo gráfico y media al sonido! Por suerte se avivó y largó solo con la tecnicatura. Ahora esta haciendo cine en una privada, y laburando, claro, pues es carisima!
Tiene talento el pibe, y no lo digce su mami babosa, sino los que ven sus trabajos en la facultad.
Cómo me ves caminando por la alfombra roja de la mano del nene, rumbo al oscar? Eh?
La pucha, si le llegan a dar un oscar lo va a ir a buscar con una bruja que lo enganche, seguramente!
En fin...

Saludos

Stella dijo...
5:17 p. m.  

Capitán, con respecto a la primera parte de su detestable entrada le digo que con los Ingenieros Electrónicos pasa algo parecido. Más aún: creo que la situación descripta puede extenderse a varios títulos habilitantes desde médicos hasta psicólogos pasando por arquitectos y contadores públicos. En resumen: prácticamente el 80% de las Universidades Argentinas están totalmente al pedo. Se lo afirma humildemente un ingeniero electrónico que jamás trabajó como tal.

Con respecto a la detestable segunda parte estoy totalmente de acuerdo. Yo, por ejemplo, soy un personaje secundario de mi mujer.

¡Personajes Secundarios del mundo uníos! ¡Reivindiquémonos ante tanto olvido y falta de guión! ¡Grande el Capitán que se acordó de nosotros!

Un saludo

5:21 p. m.  

detesto decir ésto ,pero meibi in the SIDE consiguen laburo...

choripanboy dijo...
6:11 p. m.  

Un blog sobre la actualidad política Argentina desde la mirada de dos jóvenes estudiantes:

"Desde lo políticamente incorrecto"

http://mcdonalds-plazaroja.blogspot.com/

Ayn Rand dijo...
4:36 a. m.  

Usted tiene razon querido rollizo.
Yo soy musico y he tenido alumnos (nunca me tope con un colega) que estudiaron esa carrera invertebrada.
Parece un desperdicio de talento.
Si va a estudiar una carrera pregunte primero.
Si tiene que hacerlo no hay talento.

En fin algun dia espero encontrarme en el ruedo con un egresado de esa carrera para que ver en que puede ser util.
Es una carrera armada con solapas y contratapas de libros que explican libros interesantes.
Saben lo que es un acorde oncena aumentada pero jamas reconocerlo.
Saben algo de acustica pero no pueden situar un sonido entre dos monitores.
Casi siempre es un limbo al que te empuja el prurito sino las advertencias de unos padres plasticucho burgueses.
PROS: se puede estudiar mientras se ayuda en el negocio familiar.

Cabeza dijo...
1:01 p. m.  

¿Para qué sirve ser Comunicador Social??? A punto de recibirme, considero que, de acuerdo a lo que el mercado laboral me enseñó, para la nada misma...

Tendría que haber un sindicato para defender los derechos de la gente de carreras semi/humanísticas en el mundo laboral... no más pasantías, y hacer lo que aprendimos a hacer... que ya ni me acuerdo qué diantres era...

Detesto mi elección vocacional...

aby.

aby dijo...
12:19 p. m.  

Publicar un comentario