el volumen, nene!!!!

lunes, 27 de agosto de 2007

Destesto de sobremanera a l@s pendej@s que tienen celulares con mp3 y no tienen audiculares!!!
Aaaaahh, deberían incrustarles los celulares en el tímpano, así no joden a los demás.
Lo mejor es que el 99,9% escuchando cumbia y/o reaggeton (o como cuernos se escriba). El 0,1% restante escucha alguna porquería que bien puede estar en los compilados que venden el en Sarmiento bajo el insoportable nombre de "Rrrrrrromanticosss latinossss de ayer, hoy y simprrrreeeee".
Loco, si te compraste un celular en el bolishopping, asegurate que te vendan los accesorios, rata!!!

Lo detestó viole a las 11:19 9 detestaron Links  

Más detestable que la mi**da!

sábado, 18 de agosto de 2007

Detesto los avisos publicitarios de productos dedicados a combatir el "tránsito lento". Detesto que digan "tránsito lento" y que muestren a un grupo de señoras constipadas dando conmovido testimonio de cómo les sonríe la vida desde que "van de cuerpo" como Dios manda.

Si fuera poco, estos Mercaderes del Detritus, han organizado unos particulares "desafíos" en los que exhortan a toda la ciudadanía a cronometrar sus oscuros procedimientos digestivos. Soy un estupefacto testigo de cómo algunas de mis compañeras de trabajo se han lanzado a una carrera desesperada (y jactanciosa) hacia los celestes brazos de la Felicidad... a fuerza de una evacuación instestinal constante y prolija.

No hay derecho a ser tan asqueroso, no se puede. Desde mi humilde condición de blogger, exhorto a nuestros queridos lectores a no perder la elegancia y a mantener ciertas penurias del cuerpo humano confinadas al ámbito más privado que les sea posible...

Ahora, si ustedes me lo permiten
(y espero, por el bien de todos, que así sea),
voy a echar un topo al remolino.


Adiós.


Lo detestó La srita. Nyx a las 21:39 12 detestaron Links  

Pero qué hambre la de algunos

viernes, 10 de agosto de 2007

Detesto con todo mi ser (bueno, casi todo, no creo que las uñas tengan mucha capacidad detestatriz, detestatoria, detestativa, bah, como se diga) a esas personas que en la cola de la caja del supermercado van comiéndose algo que todavía no pagaron.

Oiga, ¿no puede esperar cinco minutos a que le facturen y le cobren ese paquete de bizcochitos? ¿Qué necesidad hay de entregar el dinero o la tarjeta con esos dedos pringosos y pegajosos de grasa?. ¿Está a punto de perecer de inanición?. No creo, tiene usted la mayoría de las características morfológicas de un cerdo particularmente bien alimentado.

Un caso parecido es el de las personas que en un local de comidas rápidas empieza a comerse las papitas en el mostrador. Dos minutos le separan de una mesa. Pero no. El tipo está ahí, déle engullir papitas.

Ojalá te atragantes. Por ansioso y angurriento.

Buenas noches.

Lo detestó Bugman a las 22:14 14 detestaron Links