Celosías

domingo, 1 de junio de 2008

Cosas más detestables que los celos no debe de haber en la historia social de la humanidad. Celos de con quién estas, con quién estarías, con quién hablás, con quien hablarías, con quién te encuentras, quién te gustaría, y la infinita cantidad de probabilidades futuras y/o concretas que conllevan a una situación enfermiza, sádica y masoquista en idénticas proporciones. Los célos.

Celosos los hay de todos los tamaños. Y no me refiero a lo físico, sino a la cantidad y calidad de los celos para difundir. Hay personas que parecieran tener un stock ilimitado y en continua producción, con riesgo a sufrir deflación por las leyes de oferta y demanda. Y es entonces cuando tienen que sacarlos a flote. Mostrárselos al mundo. Hacerles ver al desgraciado que les toque en suerte de pareja, amigo, pariente, que son los únicos que tienen derecho a sentir cariño de parte de ellos, aunque no ejerzan ese mismo derecho.

Hay celos sanos, divertidos, necesarios. Pero hay otros que son tristes, insoportables, imposibles de aguantar, injustificados, innecesarios, indescriptibles y absolutamente infundados. Los primeros, son hasta buscados por el receptor del reclamo celosíaco. Los motivos, váya a saber uno. Algunos masoquistas dirán que se sienten queridos. Otros, más lindantes al suicidio asistido, sostienen que es una forma que tiene su pareja de demostrarle que los quiere...a mí me sacan.

Detesto los celos extremos, psicóticos, lindantes con la enfermedad mental de quien los profiere. Propios de una mente insegura que no encuentra mejor forma de conservar a su ser amado que inventándoles posibles usurpadoras del corazón. Dicen que algunos celos son lindos, que levantan la autoestima. Yo prefiero que me digan cuánto valgo, antes que me hagan una escena por alguna estupidez

Sostengo que si esa persona ha de serte infiel, por más que le pongas un GPS inserto en alguna parte secreta del cuerpo, lo único que hará es mostrarte dónde es que te es infiel. Si lo único que hacés es controlarlo 27 horas al día, lo unico que lograrás es tener una fidelidad no certificada. Porque de nada sirve decir me es fiel porque no le doy oportunidad de hacer otra cosa. No. Lo valedero es que te sea fiel porque quiere, no porque se lo impongas. Sino ¿Qué sentido tiene conservar a una persona por lo que uno quiere que sea y no por lo que es en sí?

Detesto los celos por ser uno de los sentimientos más animales que tenemos los seres humanos. Acá esta la hembra, acá esta el macho. Me resulta cuasi infantil, de no me toquen a mi papito, no me toquen a mi mamita. Detesto esa clase de actitudes y me sacan de quicio.

Odio que el hombre, como generalidad de la especie, no pueda controla algo tan instintivamente salvaje como los celos. Detesto a las personas que no pueden ser felices por vivir tratando de que no les adornen la mollera. Como si eso fuera garantía de fidelidad.

Y ahora los dejo que quiero saber con quién está hablando ella...

Bruno, para Detestables

Lo detestó Nicolás Lucca a las 01:26  

17 detestaron:

los celos son unicamente parte de ese amor posesivo que denota las propias inseguridades...

un abrazo

Niceforo dijo...
2:27 a. m.  

Trato de ahogar los celos en una malteada de chocolate.

Pero flotan.

capitanfla dijo...
6:20 a. m.  

Bruno: No probaste cambiando de pareja??????

Anónimo dijo...
6:13 p. m.  

Yo no he sido celosa en mi vida de casada. En verdad era muy crédula.
Con los golpes de la vida uno va aprendiendo que no todo es un lecho de rosas. Por ello pasé a ser muuuuuuuuuy celosa y desconfiada.
Pero se sufre mucho!
Asi que ahora, en la casi medianeidad de mi vida (¿?), decidí que sea lo que Dios quiera! Uno no puede andar sufriendo y persiguiendo y desconfiando todo el tiempo. En realidad es al pedo, porque no se evita nada con esa postura. Solo se logra vivir con amargura y amargar al celado.

Besos

Stella dijo...
7:20 p. m.  

Nicéforo: Absolutamente de acuerdo.

Capitanfla: Veo que usted es de los que celan.

anónimo: swinger? mmm, no, no creo que se la banque.

Bruno dijo...
8:27 p. m.  

Stella: Si tuvieras seis meses menos! Jajajajajajajjajaja!

Muy sabio lo tuyo. Pero veo que también tuviste que aprender a la larga. Besos!

Bruno dijo...
8:28 p. m.  

Desde que la encadené, no me da mas motivos de celos

Anónimo dijo...
12:10 a. m.  

¿Me creería que no soy nada, pero nada, pero absolutamente nada celoso? Una mujer con la que conviví unos años me dijo una vez que si quisiera engañarme, o yo quisiera engañarla a ella, sería muy difícil que se descubriera. Pero, me dijo, al fin y al cabo, cuando llega la hora de dormir, ¿en qué cama estamos los dos?

Bugman dijo...
11:20 a. m.  

anónimo: Creame que ese no es un buen método.

Bugman: Le creo absolutamente. Los tipos facheros, inteligentes, y conocedores de los secretos femeninos, no tienen por qué ser celosos.

Yo no soy celoso, pero no sé por qué...

Bruno dijo...
11:43 a. m.  

Bruno: a mi me paso un poquito lo de Stella: jamás fui celosa, siempre confié a ciegas en la pareja de turno. Pero un día descubrí que la confianza ciega era más bien ceguera.
Pasé luego por el estadío de: SI MIRÁS PARA EL COSTADO TE DESGAÑITO!
Pero eso es una consecuencia natural de cualquier engañado que se precie.
Así que finalmente volví a mis orígenes.
Pero como decía un boxeador: LA EXPERIENCIA ES UN PEINE QUE TE DAN CUANDO QUEDAS PELADO.
Saludos detestables

M dijo...
7:01 p. m.  

Aajajajaa! Me mató:

"Y ahora los dejo que quiero saber con quién está hablando ella..."

Beso de una celosa... mal!!! :P

ivana carina dijo...
7:28 p. m.  

Celos??, Mmm es muy difícil hablar de celos.. que son naturales, que no lo son, que si te tienen celos es porque te quieren y valoran pero si te tienen en demasía te asfixian, que los celos demuestran inseguridades pero por otro lado no pueden ser evitados, que los celos a veces son provocados entonces el otro se deslinda de la responsabilidad que le quepa de andar revisando tus cosas...

La verdad, es complejo.

yo lo único que tengo para decir en este corto o largo plazo de vida es que un hombre al cual esta Mariposa queria mucho, terminó la relación que los unía..

por excesivos celos.

10:36 a. m.  

no posteo mas,


total bruno no atiende el local..

11:28 p. m.  

m: Una muestra más para confirmar que no hay nada peor que generalizar. Pagan el pato justos por pecadores.

Ivy!: Jajaja!, Gracias. Besos!

Bruno dijo...
12:29 a. m.  

Little Butterfly: Mira, te respondo asì, en exclusiva. Se muy bien que una de las cosas más difíciles de equilibrar son los celos, porque el que no es celoso y su pareja sí lo es, se siente asfixiado y su pareja no querido.

En su caso concreto, el muchacho priorizó su orgullo por sobre lo que hacía bien. En fin, él se lo pierde.

Bruno dijo...
12:31 a. m.  

Admito que soy celoso. No necesariamente por mi desconfianza a mi pareja (de la que carezco hoy día) sino por mi desconfianza estandar a una persona.
He conocido muchas personas que uno cree incapaz de meter los cuernos hasta que los encontrás en el boliche prácticamente deglutiendo a una ajena.
Eso es algo que no puedo liquidar...
Y solo joden.

Pola dijo...
7:46 a. m.  

coincido con usted, si a uno le quieren hacer la famosa infidelidad lo hacen y punto, si uno se desgasta inútilmente en acaparar la atención total de alguien, jamás sucederá porque eso es imposible. el amor se desinfla de tanto forzar. no a los celos enfermos hacen daño.

MAROJUNO dijo...
11:06 p. m.  

Publicar un comentario