Detestabilizando

miércoles, 30 de abril de 2008

Jelou. Unos pocos ya me conocen y la mayoría de los que siguen a Bugman probablemente hayan leído solo alguno de mis comentarios. Soy Bruno. Tengo dos blogs míos. Lumineida y Charly García, El Autor. A su vez, escribo de vez en cuando en Certificador de Ilusiones, de Jean Paul y en Te Cuento los Setenta, un blog setentoso, no setentista. Grato fue para mí que el benemérito Señor Bugman aceptara mi proposición de escribir en este blog. Está muy bueno tener un espacio en el que hacer catarsis ante las cosas que uno detesta de la vida.

Detesto varias cosas, una de ellas es el extorsionador oportunista callejero. Entiéndase por tal el limpiavidrios atrevido, el malabarista imprudente, el vendedor ambulante que te deja sus productos en la pierna, etc.

Todos tienen una excepción y es el respeto por el otro. Preguntar, dar la opción de si se quiere o no. Pero si uno está detenido en un semáforo y como enjambre surge una horda de individuos con sus escobillas de mano y a pesar de haberles dicho, exigido, implorado de muy buena manera y con rostro compungido le limpian igual el vidrio y luego se ponen al lado del conductor pidiéndole 10 centavos para comer. Eso es una actitud que roza el vejamen. Uno se siente extorsionado. Obligado a pagar por un servicio que no pidió. Habiendo distintos casos como el que amablemente le ofrece limpiarle el parabrisas y si usted le dice que no, sigue su rumbo buscando otro cliente eventual, el resto los detesto. Ni que hablar cuando empiezan a limpiarle el vidrio y le dicen “¿Tené 10 guita?”, ante la negativa se lo dejen a medio limpiar.

Respecto de los malabaristas, esta es una figura un tanto más simpática y no me molesta tanto. El que detesto es aquel que no sabe revolear 2 mandarinas en el aire en un asado y pretende hacer malabares por el aire con tres antorchas prendidas. ¡Antorchas! ¡Al lado de los autos! ¡Con el colectivo que pierde gas oil que dejó una estela en el semáforo anterior! Esa imprudencia me genera ciertas sensaciones detestables.

Viajar en tren ya bastante detestable es. Pero si usted pretende gozar de un poco de buena música o escuchar la radio, notará que últimamente aparecen unos sujetos con un reproductor portátil de Discos Compactos a todo volumen, con el último compilado de “Lo Pibe de la Esquina” o “Guachita Petera”. Si pasaran rápido, el dolor auditivo sería momentáneo. Pero no, se quedan lo que dura el trayecto de una estación a otra haciendo interferencia sonora con lo que veníamos escuchando. Más allá de lo molesto del ruido y ante la posibilidad de que nuestros oídos se tapen de grasa, la actitud invasiva es detestable.

Ahora bien, lo más detestable es venir leyendo como podemos en un asiento que milagrosamente encontramos y a fuerza de tratar de ignorar lo que ofrece el vendedor de turno, que si nos interesara de seguro le prestaríamos atención y estaríamos pidiéndole el producto, éste lo deposita vilmente sobre nuestra lectura. Haciendo el esfuerzo de no revolearlo por la ventanilla (de por sí rota, en invierno, tapiada en verano) tendremos que tolerar esta nueva intervención a nuestra privacidad.

Sin lugar a dudas, el momento de mayor extorsión propiamente dicho proviene de parte del "trapito", sujeto que no se ofrece a cuidar nuesto rodado estacionado prolijamente en el lugar correcto. No, no se ofrece. Le impone a Usted una suma de dinero a abonarle para que el le cuide su vehículo. Si, se lo cuidará sin armas, sin autoridad proveniente del Estado, sin nada más que la intención de sustraerle algo de dinero por algo que usted no tendría que pagar. El beneficio está en que el coche no aparezca rayado, con el vidrio roto, sin estereo o la puerta vencida. De seguro que cuando salga del evento, cena, reunión a la cual usted concurría, el trapito no estará y en el parabrisas de su vehículo se encontrará un acta de infracción labrada por haberlo dejado mal estacionado. Si, en el lugar donde el trapito le indicó que estacione.

Dan ganas de salir en una burbuja energética a la que no puedan entrar.

Lo detestó Nicolás Lucca a las 19:03  

14 detestaron:

Bruno, si siendo ud un hombre detesta a los limpiavidrios, lo invito a ponerse en el lugar de una dama!
No solo detesto la prepotencia con la que avanzan sobre autos de bellas doncellas indefensas, detesto mucho mas cuando nos miran con cara de RESCATATE VIEJA, cuando una reacciona. Que al fin y al cabo una es una damisela pero tampoco la pavada eh.

M dijo...
8:04 p. m.  

Bruno, lo sospeché desde un principio!!! Sos un protestón!!! Je!

Yo una vez me asusté mucho con un limpia vidrios.

Digamos que yo no tenia un buen día y, si bien tenia el parabrisas sucio, es mi parabrisas y a mi me gusta asi!!!
Digamos que soy taurina y muy paciente, pero cuando se me acaba la paciencia, arde Troya!!!

Cuando lo vi venir al pibe empuñando el secador chorreando detergente, le hice señas para que ni se le ocurra! Al flaco le importó un carajo, agarró y me lo empezó a limpiar.
Y yo, la dulce y amorosa Stella, me broté, rayé, enloquecí...!!!

Me bajé del auto y le empecé a gritar en el medio de la calle....
un bochorno total!!!
Y el semáforo se puso verde y yo le seguía gritando!! Le saqué el secador y lo tiré por ahi. Y cuando ya me estaba calmando veo que venían cruzando mas pibes a ver que pasaba. Los autos tocaban bocina!!! El pibe me decia que me calme, que esta bien, que soy una vieja loca...
Ehmmmm.... como explicar el momento??
Se bajó el señor que estaba en el auto detras del mio, me agarró del brazo y me dijo: "Negri, metete en el auto y andate o te lo van a romper todo"!
Y ahi se me hizo la luz...
Lo miré el pibe, y apuntandolo con el dedito indice, y mi mejor voz de mina histérica, le dije que nunca mas en la vida se cruce en mi camino! Me metí en el auto y me fui volando!!
Y mientras me iba escucho un grito:
LOOOOOOOOOOOOOOCAAAAAAA!!!!!
No se quién habrá sido... ajajajaa
Un horror lo mío!!!

Besitos

Stella dijo...
8:42 p. m.  

jajjaa, Stella te robaste el protagonismo!!, asi no vale!..

Bruno, lo peor son los payasos que suben a los colectivos y cantan, y ante tu evidente indiferencia (mi caso), te miran y te dicen:
- ¿Eh no hay una sonrisita mami?

delante de todo un colectivo lleno de pasajeros que te miran automáticamente..

10:45 p. m.  

Si.

capitanfla dijo...
2:11 a. m.  

Ah bueno... allá y acá es bastante parecido entonces... pero acá en Lima hay una clase de oportunistas de esta categoria que es lo más detestable que puede existir en la especie, mas que el limpia vidrios, mas que el ambulante de colectivo, mas aun que el "trapito" -para ustedes- o "guachimán" -para nosotros-.
Hay unos detestables HDP que se acomodan con una o dos criaturas al costado de ciertas calles y "empujan" literalmente a los niños cuando se acercan autos a no muy alta velocidad. Estos detestables seres ponen en riesgo la vida de las criaturas a cambio de la extorsión que prosigue al incidente (muchas veces accidente). Esta escoria producto de una sociedad asquerosamente inculta (por culpa de los "cultos") y sin valores ni principios existe, es real, es desalmada y es lo mas detestable, creo, de la especie.

2:22 a. m.  

Es que confunden espacio público con derecho a invadir nuestra intimidad.

Todos Gronchos dijo...
9:31 a. m.  

la pregunta es... si esa gente tuviese la oportunidad de un laburo digno que no implique cagarse de frío en la calle ni perjudicar la intimidad de los otros, ¿lo eligirían?

Yo creo que sí...

Saludos!
aby.

aby dijo...
10:47 a. m.  

Bienvenido, Bruno.

Hace algunos años yo hacía teatro y uno de mis compañeros de taller se ganaba la vida haciendo malabares en los semáforos. Le pregunté cuánta plata sacaba y era bastante más que el sueldo de un administrativo. Y trabajaba solamente cuatro horas, y no todos los días.

Bugman dijo...
5:06 p. m.  

Cuanto hígado ... pero en realidad el tema de la intromisión es un rollo q d para uff muchisimo mas ... a mi me enferma la conchudez con la q algunos te quiere ofrecer algo (lease ambulantes de calle, combi o algo similar) con su para de "ya pes varón colaboras no? mira q salí d un penal y me tienes q ayudar" ... sorry! hoy me dio el SPM mental y no aguanto a la gente improductiva como tu ... q me enferma q me hables d tus problemas tratando d conmoverme ... q se q las recetas q traes de tu hijito d 2 años q se muere en un hospital son falsas y q si estuviste en un penal es x q necesitabas dinero para tus drogas de bajo calibre y tus putas ... ahh q bien estuvo sacar eso jajaja ...

Lemon Guy dijo...
12:06 p. m.  

No es fácil ser sincero. Porque si uno dice que le molesta que le toquen el culo los pobres, es como que se confunde con el gorilismo. El garca es garca, pobre o rico. Y un ladrón es un ladrón. Hay gente que vive y trabaja en la calle sin joder, pero hay otros que asustan, joden, o afanan. Igual, hace un poco un pibe joven me dijo que el tendría que haber sido policía. Yo pense que quería poner orden, pero el dijo "SEría el policía más corrupto del país, y no me faltaría plata. " La mayoría de la gente piensa mas o menos así, entonces un marginal es la resaca de todo lo peor de nosotros.

Jean Paul dijo...
4:28 p. m.  

no tolero a esas vendedorsa ambulantes q cargando un bebé quieren darte pena, cuando el pequeño no es suyo, lo alquilan!!! increible!

Adriana dijo...
7:23 p. m.  

M: Si, con las mujeres se pasan de vivos.

Stella: Loooooooooooooooooooca te gritaría hasta yo si te veo en esa situación de asesina. Michel Douglas en "Un Día de Furia" un poroto.

Little Butterfly: Eso le pasa por andar con cara de pocos amigos por la vida...aunque si le hubiera sonreido de antemano, te hubieran dicho "Epa! Te comiste un payaso, mami?"

Bruno dijo...
7:39 p. m.  

Capitanfla: Obvio.

Bendita Causalidad: Eso que contas de Perú con las criaturas es el extremo más deplorable que he escuchado hasta hoy.

Todos Gronchos: Si, confunden eso y también la dádiva con derecho.

Bruno dijo...
7:41 p. m.  

aby: El respeto no es inherente a tener un trabajo bien pago. El maltrato hacia el otro no le cambiará la situación socio-económica. Respecto de los malabaristas, la respuesta más adecuada es la de Bugman.

En cuanto a los Trapitos, es un hecho probado por la Justicia que todos los trapitos de los recitales y/o partidos de futbol son parte integrante de la barra brava del club donde se lleve a cabo dicho evento.

Bugman: Hay un clown por donde yo vivo que es un fenómeno, me encanta ver como trabaja y a mi hijo lo superdivierte. Tiene una capacidad y una técnica envidiable. Un día lo vi quitándose el maquillaje y otro lo reconocí cenando en un restaurant de primer nivel...hay de todo.

Lemon Guy: A mi molestan los que pretenden darte lástima por lo que les pasó o intimidarte por su pasado. Agradecería mucho más la sinceridad, como cuando una vez entró al aula una mujer, con permiso del docente, refiriendo que tenía HIV y que el estado le proveía todos los medicamentos, que desconfiemos de los que piden para las pastillas, porque es mentira. Lo que sí pidió es una colaboración para alimentarse o comprar ropa, porque no conseguía trabajo por su enfermedad.

Jean Paul: Muy bueno tu análisis.

Adriana: Si es alquilado o no, lo que importa es que siempre tendrán alguien a quien dejarselo a cuidado. Siempre, en todos lados, hay una vecina predispuesta.

Bruno dijo...
7:47 p. m.  

Publicar un comentario