Detestabilizacionalización

viernes, 4 de mayo de 2007

¿No les resultan detestables las personas que por aparentar una cultura de la cual carecen complican innecesariamente cualquier declaración?
Utilizan palabras como recepcionar, horrísono sucedáneo de recibir, vomitan confeccionar en lugar de hacer, para decir que lo que hace Fulano le conviene a Mengano se despachan con Fulano es funcional a Mengano.
Hablar de esa manera ridícula es cosa de políticos, futbolistas, periodistas y gerentes recién ascendidos.

El individuo que en vez de ilustrarnos sobre la conveniencia de hacer un reunión prefiere la idea de generarla, quiere parecer muy inteligente, y es un salame.

Y qué decir de los psicoanalizados que a las dos sesiones empiezan a meter en cualquier conversación conceptos dudosos como internalizar, fantasmático, somatización o cualquier otra palabreja de la jerga de los devotos de Sigmund?

Hablen claro, hablen bonito, hablen bien, nada es más elegante que el lenguaje bien utilizado.

Dicho esto, me voy a internalizar un sandwich confeccionado con jamón y queso porque ya estoy somatizando la angustia.

Buenas noches.

Lo detestó Bugman a las 20:17  

20 detestaron:

dejé a mi primer novio por eso...

Apo dijo...
9:55 p. m.  

¿son los bananas qeu le dicen "de color" a los negros y "humildes" a los pobres?

andrea os dijo dijo...
2:26 a. m.  

Apo, espero que haya "elaborado el duelo". Mire, yo pienso que hablamos y escribimos como pensamos. El muchacho debería tener medio kilo de puré donde va el cerebro.

Bugman dijo...
10:26 a. m.  

Andrea, sí, también eso. Y "no vidente" al ciego, y "persona con capacidades especiales" al paralítico. Claro que también están los "políticamente correctos" que tiene su propio vocabulario estúpido, pero esa es otra historia.

Bugman dijo...
10:29 a. m.  

Te olvidaste de los policias contando lo que paso en Cronica!!! Son geniales!!

el carpo dijo...
11:31 a. m.  

Jeje!

Y qué razón tienes! :)

Renton

Renton dijo...
4:12 p. m.  

Carpo, tiene razón! Los poilicías son geniales hablando en cámara con esa jerga que tienen mezcla de manual de procedimientos, ruidos radiales y pretendida corrección.

Renton, gracias por la visita. Y por darme la razón. Se lo dice alguien que con tal de tener razón es capaz de negar el Segundo Principio de la Termodinámica.

Bugman dijo...
9:34 p. m.  

y empleada a la mucama. Todos los que trabajan son empleados.
burgueses culpógenos!

Á dijo...
8:55 p. m.  

A : culposos, me parece que son culposos. Pero entre usted y yo, mejor es llamrlos tilingos. Gracias.

Bugman dijo...
9:50 p. m.  

Hay un libro de Bioy Casares muy lindo y gracioso (Diccionario del argentino exquisito) donde detalla el significado de estos nuevos términos y hasta presenta una tabla para combinar palabras que suenen a algo importante, p. ej:
recurso matricial integrado, o criterio operativo optimizado.
Y es del año 1978...

CALANDRINO dijo...
10:33 p. m.  

Calandrino, sì, sì, y sì. Tengo el libro, es realmente maravilloso. En parte, inspirò el post (con perdón del maestro Bioy)

Bugman dijo...
7:22 p. m.  

Pero Bugman ¿Qué estás queriendo insignificar?
No se puede pretensionar que toda la humanización vocabulice utilicionando la misma intercorrelación de secuenciamientos verbalizables. La introspección neolenguistica, según el famoso parapsicólogo franco-uruguayo F. Kosta, abyecta una requisición de asumiciones anaxiomáticas que conflictuarían con la menospreciación de la virtualicidad ontológica, es decir, según la verdadera significancia de la polimorficación ideo-idiomática. Decirlo, sería casi una anticonstitucionalización.

Gustav dijo...
2:53 a. m.  

Gustav, es como que usted en la figura fantasmática de F.Kosta proyecta sus pulsiones atávicas. Resuelva su Edipo, sin infatuizarse en conductas que son funcionales a la matriz empàtica que se desprende de la concomitancia.

Bugman dijo...
7:35 p. m.  

Creo que hay que hacer una distinción entre el lenguaje que forma parte del código interno de determinadas instituciones y el lenguaje ligeramente pretencioso, florido, romántico (en el mejor de los sentidos), al que adhiero sin ningún prejuicio.

Fíjese que Bioy Casares, un caballero finísimo y uno de los últimos dandys que ha visto este país -junto a Mujica Láinez- era un tipo rebuscadísimo para hablar... pero se lo tomaba con cierto humor; sabía perfectamente que era una característica superficial, un afeite, un maquillaje, y no un rasgo contundente de erudición.

Lo que le quita gracia a cualquier discurso adornado es que pretenda ser algo más que una seductora combinación entre el genio moderado y la estética... que ya es mucho!

Creer que se trata de algo más profundo y criticarlo es de amargos. Creer que se trata de algo más profundo y adoptarlo con gravedad... es muchisisímo más pior! En ese sentido, concuerdo.

Pero, desde la gracia y el estilo, me cae chula la gente que se exige primorisidad en todo sólo porque le causa placer y sin exigir lo mismo de los demás.

*Yo también me voy a hacer entrar un sambuche, ahora mismo, mientras leo el último libro de F. Kosta.*

Nyx

Anónimo dijo...
10:05 p. m.  

Señorita Nyx, bienvenida aquí también.
Su observación es estupenda. Me apresuro a aclarar que en el artículo me refería a esas personas que pueblan sus decires con palabras huecas y horrísonas, muchas veces inexistentes.
No todos podemos hablar o escribir como Bioy, y está reservado a artistas de esa talla el uso de la lengua en formas tan admirables.
Para nada estoy glorificando una forma de expresión basta y carente de elegancia y belleza. Me causan dolor físico los adolescentes que utilizan un vocabulario de 500 palabras.
Este humilde aporreador del tecaldo hace su mejor esfuerzo para lograr un mínimo de pulcritud en sus textos y aún así quedan decididamente ásperos.
Quién pudiera acercarse a la elegancia de un Bioy Casares sin parecer bombástico, sin quedar como un palurdo levantando el meñique al tomar de una copa.

Bugman dijo...
11:48 p. m.  

¡Bienvolvida Nyx! ¿Cómo le va?
¿Cómo hizo para conseguir el último libro del famoso pseudocientista franco-uruguayo F. Kosta? Yo llevo recorridas todas las librerías de Buenos Aires y los únicos libros que tienen de él son "Universos Paralelos: Una mirada al cruce de dimensiones que te deja visco" y "¿Los viajes en el tiempo nos permitirán algún día volver al Italpark?".
También escuché por ahí que va a hacer una presentación especial en el canal Infinito dedicada al peligroso problema de los que hacen viajes astrales sin bolero.

Gustav dijo...
4:28 a. m.  

Bugman, sí. Entendí el punto de la gente que utiliza términos de la jerga psiconalítica, empresarial, policíaca y hasta leguleya sin el menor criterio. Y estoy de acuerdo con usted y los demás comentaristas.

Pero a la vez quise comunicar mi simpatía por los estetas del lenguaje, coquetos hasta para informar cómo tenemos de grande el agujero de ozono. Que no cuesta nada y a uno le deja la sensación de que el mundo y los asuntos de la vida son un poco menos ásperos.

Saludos.

Nyx

Anónimo dijo...
10:39 p. m.  

Gustav, éste libro que tengo en la mano ("Sueños Lúcidos y Poluciones Nocturnas") lo traje de las estepas de Kazajstán donde el maestro F. Kosta Aliset tiene una casita de fin de semana.

Asistí alli con toda mi familia para que el maestro nos hiciera levitar ya que ninguno de nosotros quería morirse sin dar una probadita.

Y nos hizo levitar, me curó el empacho con una corbata, me prestó el cepillo de dientes y -para mayor generosidad- me regaló un ejemplar de su último libro (que todavía no está a la venta).

*"Universos Para Lelos" lo tengo, al otro no me lo compré porque... no sé... me parece medio... chamuyo eso, no?

Nyx

Anónimo dijo...
10:41 p. m.  

Ah! Pero que envidia, no solo que ya tiene en su poder ese libro sino que el mismo famoso medium franco-uruguayo F. Kosta la hizo levitar (y a mí que solo me amenazó con levantarme en peso de una patada).
Es cierto también lo que usted dice del otro libro, es medio chamuyero, para mí que Italpark nunca existió.
Y por último, seré curioso, en que mano tiene el libro?

Gustav dijo...
8:46 p. m.  

En ÉSTA!!!!!! XD

~ºNyxº~ dijo...
6:56 p. m.  

Publicar un comentario