detestar es a veces defender una oposición

jueves, 6 de julio de 2006


Sé sinceramente que es mejor sonreír a quejarse; pero sé también que existen y existirán alrededor: falsas sonrisas, falsas declaraciones de amor, falsas amistades, y que se ha hecho del lenguaje una manera de conseguir ilusionar o engañar a los otros, a quienes escuchan confiadamente, aun a costas de su dolor y en provecho exclusivo de quien habla; que hay quienes sólo saben reírse de las desgracias de los otros; que hay mujeres que sólo aspiran a casarse y ser "la mujer de alguien", y creen que "felicidad" y "matrimonio" son dos maneras de decir lo mismo" (o sea, la tediosa atmósfera que rodea la comodidad de esclavizarse a la pija del dueño de la billetera que te da de comer...), que hay quienes piensan que el arte es una suprema pérdida de tiempo, algo "poco práctico", y por eso quieren alejarlo de sus vidas y de la de sus nobles familias ; que hay quienes consideran que la filosofía es una cosa abstracta, inútil y necesariamente aburridísima (que sólo queda angustiarse por la muerte y hurtar día a día todo lo que puedas conseguir, con ansiedad y prisa, porque todo acaba en nada y nada valen los otros); que hay quienes sólo escuchan "cumbia villera" (porque es la única música alegre); que hay quienes detestan las aburridas películas en las que hay que pensar "mucho", pues se les funde la sesera; que hay políticos que se atragantan en restaurantes, en compañía de rubiecitas modelitos arribistas, con el dinero de los impuestos, supuestamente destinados a aliviar a algunos que sufren de continuo por no poder alimentar a sus hijos, que hay hombres que en el fondo son buenos (aunque se trate de un fondo inescrutable), tipos que, aunque no les guste bailar, van a las discos sólo para pelear o ver si les es posible encontrar a una chica muy ebria o atontada que caiga rendida a sus poses de falso galán hollywoodense a un costado de la barra, mientras humean con el ceño muy fruncido y los ojos desorbitados por los destilados de mala calidad que han engullido desde la tarde o el poco de coca entremezclada con pasta de muro que han inhalado en el baño o en el coche de su papi; sé que hay también tipejos que merodean en el medio de la pista de la disco, mientras estás bailando y pasándola muy bien con tus amigas y van, y moviéndose con la gracia de un elefante con tutú, te preguntan "oye, preciosa, ¿quieres bailar? (¿?...si yo estaba bailando!!), que hay quienes creen que la poesía es algo cursi, un lenguaje falso "pegote", relamido, ñoño incluso.
Sé que hay quienes están totalmente persuadidos que hacer notar estas cosas es sólo un signo de amargura, que el mundo es así, que así hay que vivir y que nunca podremos cambiar las cosas y ser de pronto sinceros; sé que hay quienes mueren sin ser amados y, peor aun, hay quienes mueren sin haber amado a alguien...
Por más que realmente creo saber muy, pero muy poco, sobre la vida, es detestable, para mí,
saber hoy de estas cosas...

Lo detestó Amaranta a las 20:23  

6 detestaron:

nos quedan dos opciones: o darle la espalda a esa gente y seguir sonriendo;
o bien mostrarles la cara de perro. Tal vez no se curen, tal vez sigan merodeando impunemente entre nuestas filas. Pero lo mejor que se me ocurre es eso: colmillos afuera, cejas fruncidas y algún ladrido al oído. Con suerte, logremos causarle fobia a dos o a tres.

besos!

pd: detesto a las personas que no saben amar.

Apo dijo...
9:33 p. m.  

Los casamientos por conveniencia son tristes,la gente que no le gusta pensar mientras ve una pelicula es trsite (ojo que se viene bañeros 3), la gente que no cree en la poesia no vale la pena,los politicios son politicos y los nenes de papa seguiran siempre igual, pero lo mas triste de todo es que aun la gente siga siendo asi, como vos la describis.
Besos y abrazos, bonito lugar para pasar

4:37 p. m.  

En todas las epocas ha existido la "gente" y las "personas", son mundos separados. La "gente" va a esos lugares a embadurnarse de otra gente, gusta de ver un poco de television que la sustraiga un rato de si misma. Consumen sustancias para aparentar que son ese algo que no terminan de ser.

Es triste, la incapacidad de algunos seres humanos para justificar su propia existencia. Asi y todo, parece ser necesario.
Es una lastima que sean tantos, que sea tan dificil toparse con un persona real.

Enrra dijo...
5:34 p. m.  

Gracias por la sintonía. Todo vale la pena cuando esta se logra (me dirijo a: desde el más acá, Enrra y Apo)...
Sepan que, por mi parte, me gusta dar con sus escritos, ya son parte de mi vida.
En cuanto a "Desde el más acá", me gusta mucho tu blog...¿por qué no escribís aquí también?

Amaranta dijo...
7:40 p. m.  

No hay mucho más para decir que todo lo ya dicho, sólo escribo para decir que adhiero.
Está lleno de este tipo de gente, de ese modelo de vida que enseñan todos los días.
A pesar de eso no sé si los detesto, antes si, pero me di cuenta de que en el fondo, ellos nos detestan a nosotros.

Alita dijo...
12:40 a. m.  

y cómo

Sofi dijo...
2:13 a. m.  

Publicar un comentario