Hola, ¿cómo andás?

martes, 27 de marzo de 2007

La pregunta es evidentemente social, no implica que en verdad estemos muy interesados en la vida del interlocutor.
La respuesta recomendable es entonces "¿Bien, y vos?", a lo que el primero responderá a su vez "Bien, gracias", y todos contentos a seguir con lo que estaban haciendo.
Pero hay una clase de individuos que se sienten con la obligación de entorpecer esta inofensiva convención aportando una cuota nunca solicitada de pretendido ingenio y dudosa gracia, contestando cosas como:

-¿Bien, o te cuento?
-Mal, pero acostumbrado.
-Aquí me ando, más turbado que nunca. ( aquí la gracia aparentemente consiste en unir ciertas palabras de la frase.)
-Ah, cansado de triunfar.
-Viento, ¿y bosta?
-Si me fuera mejor, abriría sucursales.
-A pie.
-Tirando para no aflojar.
Agregue usted su propia frase ingeniosa.

Bueno, detesto a esos tipos que se creen graciosos y simpáticos porque se aprendieron unas formas trilladas y las usan todo el tiempo. Normalmente acompañan su brillante muestra de humor inteligente con una sonrisa bobalicona y una palmada en la espalda del interlocutor, que no puede más que festejar educadamente la ocurrencia. Sobre todo si el simpaticón es su jefe.

Pero lo que más detesto de todo el asunto es que yo mismo soy uno de estos tipos.
Ante la pregunta "¿Cómo andás?" suelo contestar "Mal, pero me divierto". Y me creo el más gracioso de todos. Pero qué gilastrún.

Buenas noches

Lo detestó Bugman a las 21:55  

13 detestaron:

Yo contesto "Ahí ando". Y lo más triste es que no tengo la mínima idea de que rayos significa!
Igualmente ese tipo de saludos no son saludos, como dice Cortázar en un relato llamado "Qué tal, López"

"-¿Qué tal, López?-
-¿Qué tal, che?-
Y así es como creen que se saludan".

Mechicabota dijo...
11:56 a. m.  

Debo confesar que yo soy otro de esos giles que piensan que ser ingenioso es algo bueno. Mi pecado, al menos en lo que respecta a este tema del saludo, es la demasiada honestidad. Así suelo responder "-Regular", o si me toman por sorpresa "-Para que me fijo".
Quizás deberíamos ir a Ingeniosos Anónimos.

Gustav dijo...
2:08 p. m.  

Mechicabota, claro que esos no son saludos. Y hablar del tiempo no son conversaciones, y todo así. Ni se imagina el tiempo que se ahorraría si nos pusiéramos de acuerod en que no es necesario hablar por hablar. Y hablando de eso, ¿Cómo anda?

Gustav, me extraña que haya tardado tanto en descubrirlo, aquí los detestables somos nosotros. Me gusta mucho lo de "Ingeniosos Anónimos". Una reunión de ese grupo sería memorable.

Bugman dijo...
8:55 p. m.  

No Bugman, las reuniones de Ingeniosos Anónimos serían terribles. Todos aprovecharían para hacerse los graciosos o para inventarse anécdotas interesantes en lugar de hablar de su caso, y los otros tampoco estarían escuchando, solo estarían esperando su turno para hacer lo mismo. Más tarde o más temprano entraría alguien con una escopeta y nos liquidaría a todos. Y con justa razón.
Lo mejor serían un espacio en internet en donde cada uno pueda escribir pequeños artículos, que tengan más o menos que ver con su vida y que quiera compartirlos, así otros ingeniosos le pueden hacer algún comentario. De hecho esto podría llegar a ser una enorme comunidad (ya que, Dios nos salve, si hay algo de sobra es gente que se cree ingeniosa). Tan grande que... no se como decirlo... empezarían a hinchar un poco los globos.
¿Qué le parece si, en función de esto último, lo llamamos Globber?

Gustav dijo...
11:56 p. m.  

Pero Gustav, Globber terminaría por dejar en evidencia a todos esos ingeniosos truchos que andan por ahi. Imagínese un tipo que se ve en la necesidad de ser ingenioso constantemente, de tener que demostrarlo en cada escrito, porque una cosa es tener un par de docenas de respuestas ingeniosas en el bolsillo y otra es salir al ruedo teniendo que inventar cosas originales. Se imagina a alguien rompiéndose la cabeza tratando de escribir algo así, digamos, dos veces por semana? Y gratis? Qué clase de tarado haría eso? Mire, la idea puede ser teóricamente buena pero está condenada al fracaso, como eso de las computadoras personales, y la Internet.

Bugman dijo...
11:44 a. m.  

Creo que tiene razón, le iba a proponer que lo lancemos al mercado junto con un whisky para mezclar, pero usted tiene razón... no va a andar.

Gustav dijo...
8:30 p. m.  

Este...Gustav...se dio cuenta de que hace rato que estamos aquí hablando usted y yo solos, no? En fin, ya que vinimos, su familia bien? Le salió el crédito a su cuñado? Al final lo operaron o no de las hemorroides?

Bugman dijo...
5:14 p. m.  

Y.... aca andamos, tirando pa' no aflojar, más turbado que nunca, ya cansado de triunfar, tanto que si me fuera mejor abriría sucursales... es decir, mal pero me divierto. Y ud? Que Contursi?

Gustav dijo...
1:13 a. m.  

-Hola que tal? decime
-me (bueno es un chiste che)

nomuchodeque dijo...
7:37 p. m.  

Nomuchodeque, no hay problema. Aquí se pueden hacer cualquier clase de chistes (ay, ay, ay...)

Bugman dijo...
9:49 p. m.  

-¿Como andas?
-Acá... "en la lucha".

Esa es la peor de todas!!!.
Un beso

Lu dijo...
10:51 a. m.  

It is quite prominent to accept for gentlemanly care of all your jewellery pieces so that they pattern in behalf of a lifetime. There are different approaches and ways to clean distinct types of jewels be it gold, silver-tongued, pearls, diamond or nonpareil stones. Outlined under the sun are the various ways sooner than which you can induce nurse of your accessories and keep them gleaming and novel always.

Anónimo dijo...
1:30 a. m.  

To be a adroit benign being is to from a amiable of openness to the world, an skill to group uncertain things beyond your own manage, that can front you to be shattered in uncommonly outermost circumstances as which you were not to blame. That says something very impressive thither the fettle of the righteous life: that it is based on a trustworthiness in the uncertain and on a willingness to be exposed; it's based on being more like a spy than like a sparkler, something kind of fragile, but whose mere item handsomeness is inseparable from that fragility.

Anónimo dijo...
2:37 a. m.  

Publicar un comentario