¡Mantenga distancia, caracho!

lunes, 11 de febrero de 2008

La inercia es una realidad. No es algo de un libro de Harry Potter, no la inventó el gobierno ni es un cuento de viejas.
En términos sencillos, es la tendencia que tiene un cuerpo a mantener su estado de movimiento, ya sea que esté quieto o desplazándose en MRU (Movimiento Rectilíneo Uniforme).
¿Más sencillo? Si usted quiere correr un mueble o parar una pelota que viene rodando, va a tener que vencer una fuerza.

Entonces, si uno aprieta el freno mientras conduce un automóvil, el mismo se va a desplazar unos metros antes de detenerse por completo. Mientras más velocidad lleve, más metros va a necesitar.
Se cae de maduro, ¿verdad?

Entonces, manga de imbéciles que en el carril rápido de la autopista no tienen mejor idea que poner su vehículo a tres centímetros del mío para indicarme que quieren sobrepasarme cuando ambos nos movemos a 120 km por hora, ¿no se dan cuenta de que si llego a tener que hacer una maniobra repentina, si llego a tener que frenar porque se me cruza un chancho, un ornitorrinco o un contador público, NOS MATAMOS LOS DOS? ¿Y que a lo mejor yo no tengo previsto morirme víctima de vuestra inenarrable estulticia?

CONSERVEN LA DISTANCIA DE FRENADO, IDIOTAS.


Buenas noches.

Lo detestó Bugman a las 19:56  

8 detestaron:

ahhhh! palabras aladas (?)
tanto apuro que tienen no se para que, a no ser que quieran matarse,corren carreras de nascar, pero que se maten solos. que hijos de puta. perdon la puteada pero bueno, es gente que NO aprende o NO entiende.
Saludos.

ultrafina dijo...
1:46 a. m.  

Ultrafina, no se preocupe, indignémonos juntos, qué
barbaridad, qué barbaridad.
Lo peor es cuando los dejamos pasar (más que nada porque nosotros no tenemos ningún apuro en fenecer) y los tipos nos miran con cara de "ya era hora, ¿eh?"

Bugman dijo...
9:09 a. m.  

así son... se apuran para llegar a ningun lado

VJ dijo...
11:29 p. m.  

Ha vuelto a dar con uno de mis temas. Yo, una vez, le frené al tipo ... Cuando me adelantó estaba desencajado y (supongo) mentando a toda mi familia viva o muerta. Pero que al tipo se le bajó toda la sangre a los pies, eso se lo garantizo.

Garfio dijo...
8:20 p. m.  

JA! Bueno, para este tipo de inconvenientes nada mejor que los faros antiniebla... los conecta y el de atrás supone que frenó... A intentarlo y luego me dicen cómo les fue!

el charlo dijo...
11:53 p. m.  

destesto que no actualicen este blog

8:35 p. m.  

Una vez iba con mi bebé por la autopista y padecí una situación similar. No era la primera vez, pero el loco de turno, como yo no estaba dispuesto a correrme si él no se alejaba (me parece peligroso que me toque mientras doblo) empezó a empujarme desde atrás a más de 100 km por hora.
Vidrios polarizados, antenita, un modelo deportivo de Chevrolet, delincuente o policía, loquito, loquito.

Mensajero dijo...
1:00 p. m.  

siempre me puso del tomate los idiotas que se te pegan atras, creyendo que porque tienen un auto bueno van a frenar en una baldosa.
otra cosa son los boludos que doblan sin hacer el guiño, deben creer que venis leyendo la mente de hamster que tienen, otro punto los boludos que doblan a los mangos y no se dan cuenta que al llegar a la otra esquina van a tener que parar por la luz roja.

ganesha dijo...
8:27 p. m.  

Publicar un comentario