Shopenhauer y Chorizo

miércoles, 1 de noviembre de 2006

En base a ESTE excelente post... al cual iba a comentar... pero viendo que lo complementaba, decidí hacer un post aparte...

Asi como en el post de referencia se indica... hay miles de mecanismos incrustados socialmente que incitan a la diferenciación intelectual en base de algo que en realidad no indica una mierda sobre que "calidad" de persona sos.
Esa necesidad de mostrar el Curriculum Cultural e Intelectual suena más a una máscara de aquello que queremos que vean de nosotros... que mostrarnos tal cual somos. Todos tenemos gustos que "otros" calificarían como grasas y vice versa. No se puede ser culto en todo... no nos alcanza el tiempo. (Aunque que existe gente grosa... si sin dudas)

Creo que la calidad y la mala calidad se pueden dar en cualquier lado, en cualquier arte, en cualquier estrato social. Por eso nunca hay que despreciar ninguna expresión (mientras esa expresión no ofenda ni dañe). Lo que hoy es "grasa", mañana va a ser objeto de culto... Hay numerosos ejemplos de esta extraña pero lógica evolución o involución de los gustos. Comidas como la Fodue... o la Bañacauda... eran de origen muy humilde y obviamente DESPRECIADAS por las clases altas y cultas (Son comidas donde se come directamente desde la olla, ya que la gente no poseía platos ni cubiertos donde servirse)(La verdadera Fondue, solo lleva dos tipos de quesos de los mas comunes en la zona donde nació) y ahora dichas comidas son re re re IN gordo!!! También hay ejemplos en la música... Vemos a críticos y expertos en éxtasis escuchando obras de Malher... sin embargo Don Malher salía de paseo a buscar melodías populares y tradicionales para inspirarse (si Malher viviese hoy en la Argentina, seguramente compondría música y variaciones sobre cumbia villera!!! ajajaj!!!)

A mi me chupa el izquierdo si ves o no a Tinelli... si escuchas o no cumbia villera... a mi me importa TU CALIDAD HUMANA... Y sos bien diferente a mí en gustos y demases cosas... MEJOR, por que seguramente de vos voy a aprender más cosas que de alguien que es casi igual a mi en gustos...

DETESTO la necesidad de sentirnos superiores en base pelotudeces que nunca serán las reales partes de nosotros...
.

Lo detestó Maurus a las 13:13  

11 detestaron:

coincido plenamente, besos y abrazos

2:48 p. m.  

Tal vez el asunto sea que nos resulta muy difícil separar ética de estética. Pensemos en la persona promedio que va a un recital de cumbia villera, y adhiere a todas las propuestas de las letras estrafalarias que suelen tener las canciones. En su particular modo de ver el mundo, es una conducta deseable drogarse, ser violento, menospreciar a las mujeres, robar y ser enemigo de las autoridades. Entonces, será inválido para un ciudadano verdaderamente decente y respetuoso de los demás sentirse moralmente superior a ese individuo?
En este caso es casi imposible separar al asistente de la música que escucha, toda vez que él mimso no hace esa diferencia. Para él, la cumbia villera es ética y estética a la vez, es una manera de enfrentarse a la vida que el otro no puede compartir desde su formación. Pero por supuesto que si hablamos de dos individuos igualmente morales cuya única diferencia son los gustos musicales, culinarios, literarios o lo que sea, pues que cada uno elija lo suyo, y todos en paz.

Bugman dijo...
9:27 p. m.  

Definitivamente el tema de ética, estética influye muchisimo, y es jodido separarlo a veces. En mi caso puedo aceptar ciertas la mayoria de historias que tenga una cualquiera, incluso la cumbia tiene muchas veces muy buenas letras (no la cumbia villera), pero en el caso de la cumbia villera, la verdad que no la tolero en lo absoluto, es una de las pocas cosas que no puedo pasar, adorar a esa musica, no hablo de la calidad musical (que muchas veces tiene excelentes instrumentos y suena muy bien, mas allá de que te guste el ritmo o no), sino de las letras, las letras de la cumbia villera son demasiado extremas y burdas para poder aceptarlas, ahi no es la imagen o no que me pueda dar un chabon que vive en un villa, sino que no podes idolatrar letras como esas, no las tolero sorry, esoty de acuerdo en la mauyoria de lo expuesto, pero para mi hay excepciones por lo extremas que son. En mi caso, la cumbia villera.

1:08 a. m.  

Es cierto que detesto con fervor muuuchas cosas, entre ellas y casi en la cima la cumbia villera (no así otras cumbias)pero creo que lo importante es tener claro el lugar desde donde detestamos. Yo puedo detestar mucho pero respetando, sabiendo que la diversidad nos constituye más que las coincidencias.
Besotes, bastantes.

Checha dijo...
7:56 p. m.  

Yo no acepto ni la cumbia villera, ni a los que la escuchan... a los que quedan, los aguanto, o no les doy pelota, pero con esa clase de gente en particular, tengo un problema severo.

12:58 p. m.  

Ah, caramba, me dieron una idea para un futuro post. Muchas gracias!

Bugman dijo...
6:56 p. m.  

estoy de acuerdo...pero en parte...es cierto que la cultura asimila elementos que en el pasado eran desprestigiados e insultados.
por que?...por que simplemente la masa es el motor de la sociedad y esto que es simple, es muy complejo.
(odio a marx pero hasta ahi tenia razon)
ahora me es dificil creer que una persona pueda tener algun espiritu critico mientras canta "si tu padre es zapatero....zarpale la lata" y el espiritu critico nos hace individuos y los individuos son personas y las personas piensan.
"cogito ergo sum" dijeron por ahi...y prefiero conocer a una persona... no a un engranaje de la sociedad

YHVH dijo...
8:27 a. m.  

Mil veces mejor valorar a las personas x como son de verdad, x como te tratan, x como se llevan y demás q x los gustos q tiene.

Saludos!

Hace mucho q no pasaba x aqui.

Dark Light dijo...
6:51 p. m.  

yo me quedo con chorizo (je, jerga interna...)
Por otro lado,Chopardi tenìa razòn...

Apo dijo...
10:22 a. m.  

pues bien...veo que aquí se ha expuesto un baile villero entre la ética y la estética del que cabe esperar un mal engendro, en cierto modo como el titulo del post: de mezclar shopenhauer y chorizo saldría algo así como un choppedhauer.
Quizá el autor mas interesante a la hora de entender el capital simbólico en la sociedad actual, pueda ser el sociologo francés Pierre Bourdieu, quien entiende que las cosas solo existen en la medida en que son percibidas socialmente como un valor, por lo que nos remite al concepto de expectativas colectivas.
Las expectativas colectivas se ponen en valor a través del hábito, que es un proceso de interiorización del capital simbólico. En este sentido Bourdieu introduce el concepto de juego para explicar esa interiorización. Cuando Bourdieu habla del juego nos remite a un proceso en el que los jugadores interiorizan y automatizan las reglas sin cuestionarselas y su trabajo consiste en deducir las reglas a partir de las acciones de los jugadores, delimitando así las acciones posibles, los beneficios, las estrategias, el terreno, los jugadores o las propias reglas.
Por otra parte el capital simbólico siempre es utilizado por un grupo concreto para diferenciarse y beneficiarse de otros grupos. Estaríamos pues en el terreno de la estética, en cual los gustos delimitarian la clase social a través de un proceso de clasación. En este sentido se entiende el valor que tiene para la alta burguesía la opera como un capital simbólico que diferencia a este grupo de otras clases sociales mas pobres.Como bien se ha apuntado al principio los productos simbólicos toman diferente valor según la época, y las anguilas que antes se daban de comer a los cerdos ahora son pagadas a precio de oro por otra clase porcina adinerada.

camila touching bowles dijo...
7:03 a. m.  

Yo jamás había escuchado la cumbia villera, la acabo de bajar y no me parece que tenga una letra tan escandalosa, ya pensaba que hablaba sobre homicidas coprofagos despiadados, u otro tipo de violación de los derechos humanos y la estética, pero no me ha provocado ninguna reacción alérgica aunk si alguna reflexión.
En este sentido aprecio una sensibilidad barriobajera digna de elogio,ya que al fin y al cabo se trata de un grupo de ladrones de bancos.
Pero dónde radica vuestra animadversión por esta cumbia en cuestión?,sencillamente esta canción en la tradición de grupos de flamenco como los chichos, y películas como la estanquera de vallecas, el vaquilla, el pico, el lute o colegas,abundando en la temática española más kinki, no va en la misma dirección de otras facturas más hollywoodienses del género como Bony and clyde, timadores o el golpe, cuya trama simbólica, con buenos y malos bien delimitados, nos situa ante el delito en la piel de Robert Redford o Leonardo di caprio,creando una visión idealizada y épica del ladrón de bancos. Sin embargo la cumbia villera no se reviste de esa artificiosidad simbólica que convierte villanos en heroes, y en este sentido vemos al chorro más cercano al delincuente barriobajero que un robin wood con cierto sentido de justicia social, aunque como se dice explicitamente: no roban a los pobres como ratones. Personalmente considero esta historia como una épica que salpica de cruda realidad, en la que el chorro busca la carretera como símbolo de su libertad, y muestra su crítica al sistema económico, constituyéndose en una denuncia del poder y las diferencias sociales. Habría k ver si algún día a un banquero le da por hacer óperas describiendo las anecdotas alrededor del legitimizado robo a gran escala, si la clasación social funciona en sentido diametralmente opuesto a la cumbia villera,quizás entonces nos podamos sentir mas reconocidos en las palabras del que roba al margen de la legalidad que en el discurso de los que roban amparados por el sistema,mecenas de todo el capital simbólico que manejaís para criticar la cumbia villera.

camila touching bowles dijo...
8:40 a. m.  

Publicar un comentario