Adios...

sábado, 18 de noviembre de 2006


«A veces la verdad no importa como debiera... pero siempre debes decirla...» (Hartigan)


Y es así, niños y niñas.
La verdad, en esta época, esta sobrevaluada.
Tanto que ya nadie se molesta en escucharla.
Y tanto mas que cuando la escuchamos no solo no le damos importancia sino que no la creemos.

Hace algún tiempo, Apo, me invito a unirme a este lugar, para compartir opiniones, hoy en día no es lo que solía ser, o mas bien ya no es lo mismo ni tiene el mismo significado los post que leo que los que leía.

Ya ninguna de las dos personas que me invitaron escriben (lo cual es una lastima) y yo no me hallo con los actuales.

No quiero ser mal interpretado, se que todo evoluciona, pero eso no quiere decir que me guste, no suelo encontrarle el atractivo que tenia el hecho de postear acá.

Antes todo tenia un formato, preestablecido, por mas que jamás lo hubiésemos hablado, había ciertos tiempos, hoy en día los post se suceden uno casi encima del otro, sin formatos, sin códigos.

Ni tampoco suelo concordar con la “nueva generación” o encontrarla entretenida como antes (se que esto es una incoherencia mas cuando hoy en día la pagina demuestra tener muchos mas lectores que antes, pero no soy de los que piensan que “si miles de moscas comen mierda es por que no deben estar muy equivocadas”).

Así que a partir de ahora, solo seré un lector mas de Detestables, ha sido un gusto compartir el viaje.

Ha sido un gusto

Besos y abrazos.

See you SpaceCowboys, Someday, Somewhere...


Lo detestó Desde el mas aca a las 18:09  

4 detestaron:

Caballero: como nuevo colaborador, me siento aludido (aunque no fuera esa su intención). Creo que resulta inevitable un cambio de forma o estilo cuando alguien se suma a un espacio colaborativo. Y es altamente probable que yo haya roto toda clase de códigos internos y faltado a normas no escritas. No fue mi intención molestar a nadie. Es ocioso adjudicar intencionalidad a la simple torpeza.

No voy a decirle que no se vaya, que lo voy a extrañar o incurrir en cualquier tópico de las formas amables porque sencillamente no nos conocemos. Solamente quería decir que si hay algo que yo deba aprender aquí, haré mi esfuerzo. Le mando un saludo.

Bugman dijo...
11:56 p. m.  

Lo primero:
escribo porque siento una gran simpatía por Vic (desdemasaca). Es más, ya lo quiero.
-De paso: Vic, te leeré aquí o en otras páginas, mientras pueda. Quedo de tu lado.

Pero ese "lado" no es el opuesto a Bugman o a otros.
Tampoco yo escribo ya en Detestables hace un tiempo y extraño un poco el modo en que se dio al comienzo, pero quizá toca advertir que en esto hay como una carrera de relevo y no toca culpar a nadie de que la cosa no es lo que yo esperaba..
Para decirlo de otra forma:
una imagen:
llega un tipo a la consulta y dice.
-doctor, doctor, no me gusta el mundo. Ya no es como antes...
-¿y cómo era antes?
-como a mí me gusta.

O sea, que esto suepra incluso a quienes empezamos esto y no toca asimilarlo por parte de algún yo.
De nuevo, lo ilustro.
En la consulta,
el doctor ya preparado dice:
-¡¿quién es el siguiente?!!!
-YO!!!
-Lo siento...
pero no está en mi lista de pacientes...

Que sigan con fuerza, amables DETESTABLES...

Amaranta dijo...
11:55 p. m.  

Soy lo menos fascista que puede existir en el planeta. Pero si te fijás bien, el de la fotito es Bush, y el título se lo dedicaron a él.
Saludos!

Belú dijo...
4:34 p. m.  

vic, qué decir???
yo creo que este blog cobró vida propia y como tal, hay que dejarlo seguir su camino. yo tampoco firmo hace mucho, y no es por los nuevos integrantes, sino... qué se yo! será que detesto menos?


yo detesto nimiedades, pequeñeces cotidianas. Sin embargo, la gente detesta grandes e importantes cosas. Que las detesten nomás. Yo en breve abro mi blog. Je je

chau Vic, ha sido un gustazo!

10:39 a. m.  

Publicar un comentario